Tendencias en la re-adaptación de los nuevos espacios de oficinas.

Cómo van a cambiar los espacios de trabajo tras la pandemia.

El entorno laboral ha sufrido una revolución inesperada, el traslado del puesto de trabajo a los hogares de la noche a la mañana y la digitalización “forzada” de trabajadores y empresas.

Pero el Coronavirus también ha transformado nuestra concepción del espacio, y con él los usos y adaptaciones futuros de los entornos de trabajo. El cumplimento de las nuevas medidas de seguridad laboral supondrá un cambio de uso de los espacios en las oficinas como nunca antes habíamos presenciado.

También supondrá un punto de inflexión en la utilidad que se le otorga al uso del espacio. El incremento significativo de la distancia de seguridad provocará algunos re-ajustes en las zonas comunes y entorno laboral de las oficinas.

Estas adaptaciones requieren de la colaboración de todos los stakeholders de la compañía, desde empleados, personal externo, proveedores, colaboradores o limpiadoras para el correcto y positivo funcionamiento de nuestra nueva normalidad.

Esta re-adaptación de los nuevos espacios de oficinas se reflejan estos 5 principios fundamentales elaborados con la metodología de GTE para volver con seguridad y positividad a la oficina.

Amabilidad. La vuelta a la oficina con nuevas medidas de seguridad y distanciamiento en zonas comunes como en ascensores o en los tornos de entrada, puede generar situaciones de enfado o estrés. Ante esto, nuestra mejor herramienta es la amabilidad, hemos superado la etapa de prohibiciones en supermercados y otros establecimientos. Es el momento de transmitir calma y tranquilidad.

Utiliza los nuevos soportes para transmitir mensajes. Las mamparas, señales en el suelo, informaciones por email, etc. Son una oportunidad para transmitir positivismo desde otro punto de vista. Un porcentaje de los empleados y visitantes de las oficinas estarán obligados a utilizar las escaleras para descongestionar el ascensor (cuya capacidad se reducirá significativamente), ¡utiliza las escaleras como soporte de mensajes con tus empleados!

Entornos flexibles y adecuados a las transformaciones sociales y tecnológicas. La nueva disposición de los espacios deberá tener capacidad de adaptación al número de personas y flexible al cambio, como mobiliario modulable.

Las fronteras se diluyen ofreciendo soluciones office-home-office. Creación de un ecosistema que fomente tanto el trabajo colaborativo como el individual y la interacción entre trabajadores. Espacios abiertos que respeten las distancias, pero creen un entorno de identidad de compañía y productivo.

Transformación digital de manera generalizada y para todos. Uso de códigos QR para controlar los accesos de empleados y visitantes; apps para gestionar el uso de salas, espacios y su rotación, son algunas de los cambios positivos de esta re-adaptación en los espacios de oficinas.

Una re-evolución de los espacios que nos permite ser flexible al cambio y la utilidad que se le otorga al espacio. Espacios donde el sentido de la comunidad y el bienestar deben seguir siendo la directriz y el sentimiento percibido.